Blog Fisio

Información sobre nuestros últimos eventos y artículos de interés.

¿Qué conoces de la Rotura Fibrilar?

¿Qué conoces de la Rotura Fibrilar?

   Ciertos factores como son el grado de fatiga que soporta una zona muscular, desequilibrios dietéticos, condiciones ambientales adversas, ejercicios de estiramientos o calentamiento que no se realizan de forma correcta o la práctica de actividades deportivas sin preparación gradual pueden aumentar la vulnerabilidad de una persona a la aparición de una rotura fibrilar.

   Cuando esta lesión se da, pueden afectarse sólo unas cuantas fibras o aparecer una rotura de la estructura muscular en su totalidad. Es por ello que podemos identificar una jerarquía de cuatro grados en función de la gravedad y extensión de este tipo de lesión, como es la siguiente:

Rotura de Grado I: Son pocas fibras las que presentan desgarro, y en caso de que haya hematoma intramuscular, su tamaño es inferior a 1 cm.

Rotura de Grado II: El desgarro presentado es inferior a un tercio del músculo, y el tamaño del hematoma es menor a 3 cms.

Rotura de Grado III: Más de un tercio de la superficie total del músculo se encuentra desgarrada, y está presente edema extenso.

Rotura Grado IV: Este grado supone la rotura total de la estructura muscular. El hematoma presentado es de gran tamaño, y existe pérdida de funcionalidad.

 

¿ Por qué es importante la presencia de hematoma?

   Principalmente porque es un indicador de la gravedad de la lesión, que necesita de un seguimiento y control para evitar adherencias y además de la necesidad de pruebas diagnósticas para determinarlo.

 

¿ Cómo aborda la fisioterapia este tipo de lesión?

   Por lo general, se procede a realizar un tratamiento dividido en tres fases de seguimiento, una inicial denominada inflamatoria o destructiva, una intermedia , reparadora o reconstructiva, y una fase final de remodelación. El tratamiento de este tipo de lesión puede tener carácter preventivo ( cuando el trabajo muscular al que se somete la zona es extenso o existen antecedentes de rotura anterior en la zona) y tratamiento postlesión.

   Como suele suceder en cualquier tipo de tratamiento en fisioterapia, el estado físico previo y el seguimiento de las recomendaciones del profesional sanitario son claves durante la evoluación del tratamiento y recuperación de la zona.


 


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. - Mas información -

ACEPTAR
Aviso de cookies